El porqué de un futuro eléctrico

(Tiempo de lectura estimado: 4 minutos) Artículo disponible en audio.

Para frenar el calentamiento global, la electrificación en general es una medida básica que se debe abordar con urgencia. En primer lugar, es esencial para la integración masiva de las energías renovables y el desplazamiento de los combustibles fósiles contaminantes, tanto en lo que se refiere a su aplicación en la electricidad, como en la climatización (calefacción, aire acondicionado, agua caliente, refrigeración, etc.). De la misma manera, su generalización en el transporte es de máxima prioridad ya que este es uno de los sectores que más emisiones de CO2 libera a la atmósfera.

Por otro lado, y más en el caso español, por no disponer de recursos fósiles y tener que importarlos, la electrificación con renovables -autóctonas, limpias e infinitas- es vital para reducir la dependencia energética del exterior que sufre nuestro país, que en 2008 llegó a alcanzar el 81%, si bien en la actualidad ronda el 74% (APPA, 2019). Un porcentaje que supone que solo entre enero y julio de 2019 gastáramos 26.261 millones de euros en importar petróleo, gas, carbón y electricidad, más de 5 millones a la hora (MINCOTUR, 2019).

Por esta razón, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, presentado por el Gobierno de España a principios del mes de octubre, se propone reforzar la inversión pública y privada para reorientar el modelo productivo impulsando la electrificación de la economía, entre otros sectores. Se trata de una prioridad que está completamente alineada con las siete iniciativas bandera europeas -‘Flagship Initiatives’-de la Estrategia Anual de Crecimiento Sostenible 2021 de la Comisión Europea.

El Plan de Recuperación anunciado por el Gobierno prevé así un “despliegue masivo del parque de generación renovable dirigido al desarrollo de energía renovable eléctrica” que tendría como consecuencias: más autoconsumo, más integración de renovables en la edificación, mayor generación de empleo local, reducción de costes energéticos para familias y empresas, y la digitalización y electrificación de consumos derivados de la movilidad y la climatización.

Esta electrificación de la economía, sobre todo en el transporte, también está reconocida en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que pretende que la presencia de renovables en la movilidad alcance en 2030 el 28% a través de la electrificación -con la meta de 5 millones de vehículos eléctricos en ese año- y el uso de biocarburantes avanzados.

Según las estimaciones del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, tanto las medidas de aplicación previstas de electrificación en el transporte como en redes y edificios para una mayor penetración de renovables, se traducirían en riqueza y empleo. En concreto: “Las inversiones en renovables generarían entre 107.000 y 135.000 empleos/año, mientras que las inversiones en ahorro y eficiencia energética generarían entre 56.000 y 100.000 empleos/año. Las inversiones en redes y electrificación de la economía generarían 46.000 empleos/año en 2030. El cambio energético generaría indirectamente hasta 118.000 empleos/año en 2030”.

La gestión inteligente de redes, sistemas de climatización y de recarga de vehículos es otra condición indispensable para avanzar en la electrificación. Para lograr todo lo contenido en los planes nacionales europeos es importante trabajar en el desarrollo de las nuevas tecnologías, asegurar inversiones en infraestructura de red, sobre todo inteligentes, y también la financiación así como no olvidar en el camino a la industria (TheElectrification Alliance, 2020).

Una electrificación, ambiciosa, en todos los sectores de la economía es necesaria para lograr disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y lograr los compromisos de lucha contra el cambio climático a los que nos hemos comprometido a nivel nacional y europeo. No es solo una cuestión de gobiernos, también de empresas y de la ciudadanía. Todos podemos hacer algo. Nos jugamos un futuro, que, en este caso, debe ser eléctrico.


Deja un comentario

I want to subscribe to the
blog of Fundación Canal

He leído y acepto la información sobre el tratamiento de datos personales.

info ico Información básica sobre Protección de datos. Te recomendamos leerla antes de facilitarnos tus datos →

BASIC INFORMATION ON DATA PROTECTION
Data controllerFUNDACIÓN CANAL DE ISABEL II
PurposeSubscription to the Blog on environmental contents published by the Fundación Canal.
RightsIn the legal conditions, you have the right to access, correct and delete data, to limit data processing, to oppose processing and to data transferability.
Información
Adicional
You may view additional detailed information on Data Protection at this link.
Quiero suscribirme al
blog de Fundación Canal

He leído y acepto la información sobre el tratamiento de datos personales.

info ico Información básica sobre Protección de datos. Te recomendamos leerla antes de facilitarnos tus datos →

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable del tratamientoFUNDACIÓN CANAL DE ISABEL II
FinalidadSuscripción al Blog sobre contenidos ambientales publicado por la Fundación Canal.
DerechosEn las condiciones legales, tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, a la limitación de su tratamiento, a oponerse al mismo y a su
portabilidad.
Información
Adicional
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en este enlace.

Centro de preferencias de privacidad

    Cookies técnicas

    Resultan necesarias para navegar por esta web y recibir el servicio ofrecido a través de ella, por lo que no requieren consentimiento. Se trata de cookies destinadas a permitir, únicamente, la comunicación entre el equipo del usuario y la red para prestar un servicio que haya sido solicitado por el usuario.

    gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types]

    Cookies de análisis

    Permiten cuantificar el número de usuarios y examinar su navegación, pudiendo así medir y analizar estadísticamente la utilización que se hace de la web, con el fin de mejorar los contenidos y el servicio a través de ella. Pueden ser cookies propias o de terceros. Si no se aceptan, simplemente no se llevará a cabo el análisis indicado.

    _ga, _gid, _gat