¿Cuánto cuesta el cambio climático?

(Tiempo de lectura estimado: 5 minutos) Artículo disponible en audio.

La inversión necesaria para combatir el cambio climático es mucho menor que el coste que sus impactos pueden suponer para la economía mundial. Las lluvias torrenciales provocan inundaciones y las olas de calor sequías que impactan en las cosechas y se traducen en pérdidas agrícolas. También las tormentas, los huracanes y los eventos extremos de viento provocan la destrucción de muchos hogares y la interrupción del suministro de energía, y los eventos extremos de frío o calor, mortalidad.

Todo ello supone un gasto económico, sanitario, social y ambiental así como una pérdida de la calidad de vida. En términos de bienestar, si se logra cumplir el Acuerdo de París y limitar el calentamiento a 1,5ºC se reducirían a la mitad los impactos económicos en comparación con un escenario de aumento medio de la temperatura de la superficie del planeta de 3ºC, y también se reduciría la pérdida de bienestar en un 75%. En cualquier caso, las regiones europeas del sur se verán sustancialmente más afectadas que las del norte por sequías, pérdida de producción agrícola y mortalidad por calor y frío (Comisión Europea, 2020).

El reconocido ‘Informe Stern’ (Nicholas Stern. Cambridge University Press, 2006) ya hace casi quince años previó que las consecuencias de unas condiciones climáticas extremas podrían llegar a reducir el PIB mundial hasta un 1% en 2050. Previsiones posteriores han incrementado esta cifra. Un estudio conjunto del Fondo Monetario Internacional (FMI) y varias universidades estima que si por falta de políticas de mitigación climática se permite un aumento medio de la temperatura anual de 0,04ºC en la temperatura global, el PIB mundial se podría reducir en un 7,22% en 2100. Las mismas estimaciones prevén que, de tomarse medidas para cumplir el Acuerdo de París y mantener el incremento de la temperatura media en un 0,01ºC anual, la pérdida económica del PIB se reduciría un 1,07% a finales de siglo (NBER, 2019).

Las estimaciones que recoge el Banco Central Europeo (BCE) en el documento ‘Climate change and the macro economy’ son muy similares. Cita cifras de la OCDE, que afirma que sin acciones de mitigación las temperaturas globales podrían aumentar entre 1,5 y 4°C de media, lo que resultaría en un impacto adverso en el nivel del PIB real global de entre el 1-3,3% para 2060 y el 2-10% para fines de siglo. Además, el BCE añade que hay otros factores que impactarán en la economía y que no se reflejan en el PIB como el cambio en los patrones de migración, ya que al variar la productividad de unas zonas a otras también lo hará la oferta de empleo y con ella el movimiento de personas (BCE, Junio 2020).

Para mitigar los efectos del calentamiento, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es esencial. Ello implica la sustitución de combustibles fósiles por energías limpias. En concreto, en el caso de España los efectos económicos de alcanzar una total independencia del petróleo serían enormes. No hay que olvidar que nuestro país sufre una dependencia energética del exterior del 74% (APPA, 2019) frente a aproximadamente el 54% de media que registra la Unión Europea. Entre enero y julio de 2019 gastamos 26.261 millones de euros en importar petróleo, gas, carbón y electricidad, más de 5 millones a la hora (MINCOTUR, 2019).

Ya que las emisiones y el cambio climático no entienden de fronteras, a nivel global es fundamental mover el capital en combustibles fósiles hacia las tecnologías limpias. Al respecto, mientras que en 2019 la inversión mundial anual en energía alcanzaba casi dos billones de dólares, destinada en gran parte a petróleo y gas (AIE, 2019), en 2020 está previsto que los gastos de capital en todo el sector energético disminuyan un 18%, pero la partida mayor seguirá siendo para los más contaminantes (AIE, Octubre 2020).

Es necesario revertir esta tendencia y mover la inversión fósil a inversión renovable para no aumentar el coste de los impactos climáticos. Ahora mismo, el calentamiento del planeta registra un incremento medio de 1,1ºC desde la era preindustrial (OMM, 2019). Para mantener el aumento de la temperatura media del planeta por debajo de 1,5ºC, tal y como se fija en el Acuerdo de París de 2015 (UNFCC, 2020), el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) estimó que de 2016 a 2050 se necesita una inversión adicional anual a nivel mundial de 830 mil millones de dólares en inversión energética sostenible (IPCC, 2018).

Por otra parte, los desastres naturales costaron en 2018 155 billones de dólares. Además, el 69% de estas pérdidas no están cubiertas por pólizas de seguros, así que millones de hogares y empresas permanecen desprotegidos. El coste de no actuar para evitar los impactos del cambio climático es mucho mayor que las inversiones para prevenir y adaptarnos a sus consecuencias. Por ejemplo, los daños que causaron las graves inundaciones que sufrió Praga en el año 2002 costaron mil millones de euros, por lo que se decidió implantar un sistema de protección contra inundaciones que ha costado alrededor de 145,94 millones de euros y que demostró su éxito en un nuevo capítulo de inundaciones en 2013. Además de las cifras, dado que las medidas tendrán una vida útil de ochenta años está claro que el coste evitado con la inversión está más que justificado.

Actuar contra el cambio climático es rentable.



Deja un comentario

Quiero suscribirme al
blog de Fundación Canal

He leído y acepto la información sobre el tratamiento de datos personales.

info ico Información básica sobre Protección de datos. Te recomendamos leerla antes de facilitarnos tus datos →

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable del tratamientoFUNDACIÓN CANAL DE ISABEL II
FinalidadSuscripción al Blog sobre contenidos ambientales publicado por la Fundación Canal.
DerechosEn las condiciones legales, tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, a la limitación de su tratamiento, a oponerse al mismo y a su
portabilidad.
Información
Adicional
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en este enlace.