Ciudades verdes e inteligentes

(Tiempo de lectura estimada: 4 minutos) Artículo disponible en audio.

Las medidas de mitigación y resiliencia al cambio climático son especialmente importantes en las ciudades. En primer lugar, porque los núcleos urbanos generan el 70% de las emisiones de carbono generadas por los humanos y consumen el 65% del uso global de energía. En segundo lugar, porque se espera que la población que vive en ciudades a nivel mundial se incremente un 13% para 2050, cuando ahora mismo más de la mitad de las personas que habitan el planeta viven en ciudades (ONU, 2018).

Afrontar esta situación de forma anticipada de manera que no entorpezca el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados por Naciones Unidas como parte de la Agenda Urbana 2030 (ONU, Septiembre 2015), incidiendo en el ODS número 11, dedicado a las ciudades, ni la mitigación y adaptación al cambio climático es motivo de discusión por todos los gobiernos y a todos los niveles, internacional, nacional, y local.

Este previsible desarrollo urbano tiene que llevarse a cabo de manera sostenible, en todos los sentidos que tiene este concepto, económico, social y ambiental. Como advierte la ONU es un desafío que debe abordar tanto el alojamiento como el transporte y la energía, los servicios educativos y sanitarios o el empleo, además de un medio ambiente seguro.

Además de Naciones Unidas, y la Unión Europea (Comisión Europea), a nivel nacional también se ha diseñado una Agenda Urbana Española. Alineada con las estrategias de la ONU y la UE, es un documento estratégico sin carácter normativo cuyo objetivo es, sobre todo, ofrecer un método de trabajo para todos los agentes públicos y privados, implicados en el desarrollo de las ciudades (Agenda Urbana Española). Recoge 10 objetivos estratégicos que desarrolla, en otros, 30 objetivos más específicos, que completa con una lista de posibles actuaciones para alcanzarlos.

Este decálogo recoge los siguientes objetivos: ordenar el territorio y hacer un uso racional del suelo, conservarlo y protegerlo; evitar la dispersión urbana y revitalizar la ciudad existente; prevenir y reducir los impactos del cambio climático y mejorar la resiliencia; hacer una gestión sostenible de los recursos y favorecer la economía circular; favorecer la proximidad y la movilidad sostenible; fomentar la cohesión social y buscar la equidad; impulsar y favorecer la economía urbana; garantizar el acceso a la vivienda; liderar y fomentar la innovación digital y mejorar los instrumentos de intervención y la gobernanza.

El logro de muchas de estas metas se resume en el concepto de ciudad verde e inteligente, tal y como se reconoció en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, conocida como Habitat III (ONU, 2016). Se refiere a la aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para gestionar mejor una ciudad con miras a optimizar la calidad de vida de sus ciudadanos. Es lo que se ha denominado ‘Smart Cities’ o ciudades conectadas. Con el uso de tecnologías como la Inteligencia Artificial se logra una mayor eficiencia, tanto en recursos como en el gasto de energía, a la hora de implementar servicios como la gestión de residuos, la utilización del agua, la atención sanitaria o hasta el tráfico y la calidad del aire.

Todo ello, unido a un desarrollo urbano que tenga en cuenta la integración de la naturaleza en la ciudad, es el centro de todas las políticas que se están poniendo en marcha para la ciudad del futuro. El objetivo es lograr un entorno más saludable que genere una sensación de mayor bienestar, mejore la calidad del aire y aumente la biodiversidad. También que favorezca espacios mayores para el ocio de las personas al tiempo que ayude a reducir el aumento de la temperatura provocado por el cambio climático y la densidad del transporte en los núcleos urbanos.

Las ciudades con espacios más verdes, una movilidad sostenible, energías renovables (IRENA, Mayo 2021) y conectadas inteligentemente ahorrarán recursos y generarán empleo y salud, logrando mayor resiliencia ante los impactos sanitarios, económicos, sociales y ambientales que pueden derivarse del cambio climático y de la contaminación.

Deja un comentario

I want to subscribe to the
blog of Fundación Canal

He leído y acepto la información sobre el tratamiento de datos personales.

info ico Información básica sobre Protección de datos. Te recomendamos leerla antes de facilitarnos tus datos →

BASIC INFORMATION ON DATA PROTECTION
Data controllerFUNDACIÓN CANAL DE ISABEL II
PurposeSubscription to the Blog on environmental contents published by the Fundación Canal.
RightsIn the legal conditions, you have the right to access, correct and delete data, to limit data processing, to oppose processing and to data transferability.
Información
Adicional
You may view additional detailed information on Data Protection at this link.
Quiero suscribirme al
blog de Fundación Canal

He leído y acepto la información sobre el tratamiento de datos personales.

info ico Información básica sobre Protección de datos. Te recomendamos leerla antes de facilitarnos tus datos →

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable del tratamientoFUNDACIÓN CANAL DE ISABEL II
FinalidadSuscripción al Blog sobre contenidos ambientales publicado por la Fundación Canal.
DerechosEn las condiciones legales, tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, a la limitación de su tratamiento, a oponerse al mismo y a su
portabilidad.
Información
Adicional
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en este enlace.

Centro de preferencias de privacidad

    Cookies técnicas

    Resultan necesarias para navegar por esta web y recibir el servicio ofrecido a través de ella, por lo que no requieren consentimiento. Se trata de cookies destinadas a permitir, únicamente, la comunicación entre el equipo del usuario y la red para prestar un servicio que haya sido solicitado por el usuario.

    gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types]

    Cookies de análisis

    Permiten cuantificar el número de usuarios y examinar su navegación, pudiendo así medir y analizar estadísticamente la utilización que se hace de la web, con el fin de mejorar los contenidos y el servicio a través de ella. Pueden ser cookies propias o de terceros. Si no se aceptan, simplemente no se llevará a cabo el análisis indicado.

    _ga, _gid, _gat