Quedan pocos días para la celebración del Día de la Tierra, y en muchos lugares del planeta se realizarán diferentes acciones para promover la conservación de nuestro hogar, la Tierra.

Este día comenzó a celebrarse en el año 1970 en Estados Unidos, promovido inicialmente por el congresista Gaylord Nelson. Rápidamente sus esfuerzos dieron sus frutos y se creó un movimiento social por la defensa de la naturaleza. Este movimiento culminó con la celebración del primer Día de la Madre Tierra: ese 22 de abril más de 20 millones de estadounidenses realizaron marchas y actividades para apoyar la conservación del medio ambiente.

Actualmente, este día se ha extendido por todo el planeta y se celebran actividades que pretenden transmitir un simple mensaje: la Tierra es nuestro hogar y debemos cuidarla y respetarla.

Debido al éxito continuo de esta celebración, en el año 2009 la Asamblea General de las Naciones Unidas designó oficialmente el 22 de abril como Día de la Tierra.

Hay que recordar que este día es algo más que una efeméride, es un día para concienciarnos de la importancia de respetar la naturaleza. Debemos comprender la relación que existe entre los seres humanos y los ecosistemas. Por ello, Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas, ha animado a la ciudadanía a ser consciente de las consecuencias de las decisiones que tomamos en nuestras rutinas. Entre todos podemos marcar la diferencia y realizar pequeñas acciones que cuidan nuestro planeta.

El lema de este año es Árboles para la Tierra, con el que se quiere resaltar la necesidad de plantar nuevos árboles para mantener y proteger los bosques y las grandes masas forestales. Para ello se ha planteado un reto: conseguir la plantación de ¡7.800 millones de árboles para antes de 2020! Aunque parece una cifra muy alta, si cada persona que habitamos el planeta plantáramos un árbol antes de esta fecha, ¡lo conseguiríamos! De esta manera, frenaríamos la deforestación, un problema ambiental de carácter global con grandes repercusiones en la biodiversidad.

Y en los centros, ¿qué podéis hacer? Como sabéis, vosotros sois una vía fundamental para la sensibilización ambiental, por eso este día suele estar marcado en las agendas educativas. Cada centro adapta la celebración del Día de la Tierra a sus necesidades, pero todos persiguen el mismo objetivo: crear unos valores de respeto a la naturaleza. Si vais a realizar alguna actividad especial, no dudéis en compartirla con nosotros a través de nuestro Facebook, y con el resto del mundo mediante la web oficial sobre este día.

Y aunque estamos seguros de que tendréis una jornada repleta de actividades, si necesitáis una idea o inspiración, os proponemos realizar alguna de las experiencias incluidas en la guía Actívate por el agua.

Recordad que el agua es la savia de nuestros ríos, lagos y mares y, por tanto, de la Tierra.