Mateo Inurria,2
28036 MADRID
Tel.:+34 91 545 15 01

Horarios

Comunidad de Madrid

Investigación > Programa del patrimonio hidráulico del Canal de Isabel II > Proyectos realizados

LOS VIAJES DE AGUA DE MADRID DURANTE EL ANTIGUO RÉGIMEN

Los trabajos de investigación que se realizaron para redactar el estudio fueron realizados por el Centro de Documentación y Estudios para la Historia de Madrid de la Universidad Autónoma, al amparo de un Convenio de colaboración suscrito entre la Fundación Canal y la Fundación General de la Universidad Autónoma de Madrid.

A lo largo del siglo XVII, impulsadas por el Concejo madrileño y por la propia Corona, se acometieron en Madrid importantes obras hidráulicas para abastecer a la villa con agua procedente de lugares próximos a la misma, en un arco que comprendía el este, noreste y norte de las inmediaciones de la ciudad. Tales infraestructuras son denominadas como "viajes de agua" en los documentos de época, cronistas e historiadores y, básicamente, se trata de conducciones subterráneas, formadas por minas y cañerías, para transportar, mediante gravedad, el agua de capas freáticas alejadas de la villa, a distintos lugares de la misma.

Fue durante el siglo XVII cuando se acometieron de manera sistemática la construcción de los viajes de agua de mayor envergadura y caudal, y se constituyeron en el principal medio de suministro de agua a Madrid hasta mediados del siglo XIX, cuando empezaron a llegar a la ciudad las aguas del río Lozoya, traídas por el Canal de Isabel II.

El Estudio tiene como objetivo básico analizar el proceso constructivo, los trazados, el mantenimiento, la red de distribución y los beneficiarios de los principales viajes de agua: el de Amaniel (1610-1621) -de la Corona-, y los tres de la villa -Fuente Castellana (1613-1620), Abroñigal Alto y Abroñigal Bajo (1617-1630)-.

Desde el punto vista cronológico el Estudio se centra básicamente en los siglos XVII y XVIII y se basa en documentación original depositada principalmente en el Archivo de Villa de Madrid y en el Archivo General del Palacio Real de Madrid, pero también en publicaciones de la Biblioteca Regional de Madrid y de otras fuentes documentales.

Especial hincapié se hace en el Estudio de los usos sociales del agua asociados a los viajes, para lo cual se han analizado las condiciones administrativas de las concesiones que permitían el acceso al agua por parte de los beneficiarios, su estrato social y las dotaciones de agua asociadas, denotando un sistema de abastecimiento profundamente desigual, en el que el acceso al agua distaba mucho de ser generalizado, al menos con los criterios actualmente vigentes. Baste destacar que a mediados del siglo XVIII, con la excepción del viaje de agua del Abroñigal Bajo, en el que se repartía el agua por mitades entre usos públicos y privados, en los otros grandes viajes los usos privados acaparaban en torno al 70 por cien del agua y más del 90 por cien de la población se tenía abastecer básicamente de las 34 fuentes públicas de los cinco principales viajes de agua. Las pautas en cuanto al consumo de agua y el modo de acceso a un bien tan necesario son, sin duda, el fiel reflejo de una sociedad estamental, jerarquizada y profundamente desigual.


Volver